3 de enero de 2017

Solo Uno

Esto es mío, esto es tuyo.
¿No es todo, al fin y al cabo, solo Uno?

Mis manos no son mías,
pues al fin y al cabo,
yo no hice nada para conseguirlas.

El esfuerzo no existe,
pues todo lo que crea,
siempre acaba convirtiéndose en polvo.

Los recuerdos, las relaciones,
la personalidad, los deseos,
los sentimientos, las pasiones,
los dolores... no existen;
pues los gusanos se los llevan,
mientras comen nuestras neuronas
en la tumba.

¡¿Qué soy entonces?! Ahora Uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario